El rotomoldeo se afianza como recurso para la señalización vial


El rotomoldeo hace posible la fabricación de casi cualquier pieza de plástico, si bien es cierto que esas piezas deben tener una serie de características específicas para que resulten óptimas en su rendimiento, de ahí que las propiedades del polímero con el que las fabriquemos cobran una gran importancia. La señalización vial no es una excepción.

Tradicionalmente, las señales de tráfico se han fabricado en hierro fundido para posteriormente derivar hacia el aluminio con revestimiento de plástico adhesivo. Ahora, en cambio, la presencia de elementos de señalización en plástico fabricados por rotomoldeo cada vez se hace más visible en obras viales y carreteras.

Este material gana terreno y puede llegar a convertirse en un futuro no muy lejano en el material de referencia para la fabricación de estos objetos, ¿pero qué es lo que podemos hacer y cuáles son sus ventajas?

Señalización vial img

Señalizaciones que podemos fabricar

Entre los elementos de señalización fabricados en plástico más comunes se encuentran:

  • Señalización provisional
  • Conos de tráfico
  • Tetrápodos policiales
  • Pilonas
  • Hitos flexibles
  • Vallas de contención
  • Separadores viales
  • Balizas luminosas solares
  • Balizas señalizadoras de seguridad
  • Bolardos  
  • Barreras New Jersey
5 porqués del auge del rotomoldeo en señalización vial

1. Resistencia a cambios de temperatura: Los elementos de señalización vial tienen que ser resistentes a cambios bruscos de temperatura. Los termoplásticos como el polietileno tienen excelentes propiedades de aislamiento y están dotados de muy buenas propiedades mecánicas, por lo que son perfectos para la fabricación de estos elementos que soportan temperaturas muy altas y muy bajas.

2. Resistencia a viento, agua, polvo, barro y corrosión: Al mismo tiempo que soportan los cambios de temperatura, las piezas de plástico empleadas en señalización vial son extremadamente resistentes a las inclemencias meteorológicas y sus consecuencias, tales como el viento, el agua, el polvo, el barro y agentes químicos. Las piezas tampoco se ven afectadas por la corrosión, esto hace que los costes de mantenimiento sean mínimos, por lo que la relación calidad/precio es excelente.

3. Higiénicos: Además de ser fácilmente instalables debido a su bajo peso, son unos materiales muy limpios, ya que en caso de necesitarlo son de fácil limpieza pudiendo fabricarse sin porosidad superficial..

4. Reciclabilidad: Los materiales que se emplean para fabricar este tipo de productos son 100% reciclables, lo que nos permitiría darle una segunda vida al material.

5. Reutilización: Las piezas fabricadas en polietileno y polipropileno son altamente reutilizables. El lado positivo a tener en cuenta es que son muy estables en el tiempo por lo que tienen una larga vida útil.

En Rotobasque fabricamos todo tipo de componentes de señalización vial a partir de plásticos 100% reciclables. Si quieres descubrir todas las posibilidades que ofrece el rotomoldeo, solicítanos información.

¿Quieres conocer en profundidad qué posibilidades te ofrece el rotomoldeo?

Rotobasque ofrece soluciones globales en rotomoldeo con procesos flexibles idóneos para series cortas incorporando métodos innovadores y sostenibles. DESCARGA NUESTRO E-BOOK y descubre por qué el rotomoldeo es tan útil en tu sector.

iPad_E-book_big-1

Volver al blog
Rotobasque Newsletter

Descubre las últimas novedades del sector